28 de octubre de 2011

Manzanas de Caramelo

     Este mes desde Film & Food  nos proponían un reto divertido, diferente como siempre.
     Teníamos la posibilidad de elegir Truco y cocinar lo que quisiéramos para otro blog, o Susto y haríamos la receta que nos propusieran Ingrid y Alba.
     Como siempre ando peleándome con el tiempo, no llegué a tiempo de elegir Truco y, la verdad, es que mi Susto me ha gustado mucho...Manzanas de Caramelo.

     Complicación: ninguna. Pero, eso sí, un poco más de paciencia de la que yo he tenido...que, por no esperar, el caramelo verde sabor menta, acabó desparramándose como podéis ver.
     Bueno, he cogido un par de manzanas (más bien pequeñitas). Las he lavado bien, las he secado y les he cortado el rabito.
     Por otra parte, he puesto un vaso de azúcar con el zumo de medio limón, a fuego lento, en una cazuela. Sin remover, he dejado que se vaya deshaciendo el azúcar, hasta que se ha hecho el caramelo. Y, cuando ha empezado a coger color, lo he apartado del fuego.
     En un cuenco he puesto colorante verde y esencia de menta.
     En otro, colorante violeta.
     He embadurnado bien, por todas partes, cada manzana en el caramelo de colores y...voilá!
     He aquí mis manzanas de caramelo. Aunque me tenía que haber esperado, dándoles vueltecitas a las manzanas, para que solidificara un poco más el caramelo, mis hijos han abierto unos ojos como platos cuando las han visto!!!

     Y vosotros, qué elegís...Susto o Trato????
     Feliz Halloween a los que lo celebréis. Yo, aunque soy más de tradiciones españolas, hoy me voy al cumpleaños de Daniel, y todos los niños irán disfrazados...Booooooo, qué miedo!
   

25 de octubre de 2011

Brioche

      Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de octubre nos invita a preparar un bollo clásico francés: el brioche.          
     También es conocido como pan de yema, bollo de leche o suizo, es un tipo de dulce francés ligero pero sabroso, típico de la región de la Alsacia y hecho a base de una pasta con huevos, levadura, leche, mantequilla y azúcar. 
     Es muy conocida una frase de la Reina Maria Antonieta, esposa de Luis XVI, “Si el pueblo tiene hambre, que coma brioche”, según contó Rousseau en su libro autobiográfico Confesiones.    
     Lo cierto es que yo no había preparado nunca brioche. Así que, Whole Kitchen me los ha descubierto gracias a su propuesta. Y están deliciosos. Seguro que me los vuelven a pedir en casa.
     Los he preparado con gotas  de chocolate puro, con chocolate blanco y con leche, y también con arándanos deshidratados. Como siempre, los de chocolate fueron las estrellas de la fiesta.
     Los hice con dos recetas distintas. Os pongo la que más nos ha gustado. Aunque, posiblemente, seguiré probando recetas de brioche...no creo que a mis catadores les importe demasiado!

Ingredientes:
  • 375 grs. de harina de fuerza blanca
  • 50 grs. de azúcar molido (yo lo hice con el molinillo de café)
  • 7 grs. de levadura seca de panadero
  • 2 cc de sal
  • 100 ml. de leche caliente
  • 3 huevos + 1 batido
  • 175 grs. de mantequilla
  *cc=cucharita de café

Preparación:
     Mezclamos la harina, el azúcar, la sal y la levadura. Removemos y añadimos los 3 huevos y la leche. Amasamos, hacemos una bola y volvemos a amasar, unos 10 minutos.
     Incorporamos la mantequilla a trozos y amasamos, de nuevo, otros 10-15 minutos, hasta que la mantequilla quede perfectamente integrada en la masa.
     Embadurnamos de aceite un molde, depositamos la masa y tapamos con film. Dejamos en el frigorífico toda la noche.
     A la mañana siguiente, la sacamos y volvemos a amasar. La dividimos en 6 porciones grandes y 6 pequeñas, con forma de bola.
     Engrasamos los moldes. Ponemos en ellos las bolas grandes. Hacemos un agujerito en el medio y colocamos encima las bolas pequeñas, presionando un poco.
     Tapamos y dejamos levar una media hora.
     Precalentamos el horno a 190º-200º. Mientras, "pintamos" los brioches con el huevo batido.
     Horneamos 10-15 minutos o hasta que se doren. Si son muy grandes, nos convendrá dejarlos un poco más, o poner calor abajo un par de minutos extra, para que queden bien hechos.
     Los sacamos de sus moldes y los colocamos sobre una rejilla hasta que se enfríen.
     Como bien se puede ver, eran como champiñones gigantes. Al principio, me daban hasta un poco de miedito...
    
     Realmente, es un bollo delicioso. Como quedaron bastante grandes, trocito a trocito fueron cayendo todos...ahora a ver cómo está el de arándanos (que fue el que menos triunfó), ahora el de los dos chocolates, aún no he probado el de chocolate puro...en fin, que desaparecieron. Eso sí, pooooco a pooooco.

     Fuente: El Libro de Cocina, editorial Blume

19 de octubre de 2011

Timbal de fruta y queso

     Esta entrada es especial para mí, porque con ella participo en el Concurso de Elena, de Cuatro Especias. Ella es una persona siempre atenta, de las que te ayudan, que siempre tiene bonitas palabras y se preocupa por los demás antes que por sí misma. Está pasando por una época difícil y, desde aquí, le mando mucha fuerza y todos los buenos deseos posibles...todo va a salir bien!!!
     Para concursar he elegido esta receta, que es muy fácil y refrescante. Desde que la hice por primera vez, no hace mucho, me la he preparado varias veces como cena ligera.
     Ésta la he preparado como postre para 2 personas.
    
     Necesitaremos...


  • 2 rodajas de piña en su jugo
  • 5-6 nueces peladas
  • 8-10 arándanos deshidratados
  • 3 láminas de mango
  • 3 láminas de aguacate
  • 50 gramos de queso feta a dados
  • un buen chorro de crema de vinagre balsámico de módena, es lo que le dará la gracia al timbal.
     Y, ahora, lo montaremos:
     Troceamos una de las rodajas de piña, separamos un poco los trozos y (en el centro) pondremos los arándanos y las nueces troceados.
     Colocamos encima las láminas de aguacate.
     ...y, ahora, las de mango
     Sobre el mango, pondremos con cuidado la otra rodaja de piña. Encima de ésta, los trozos de queso feta.

     Por último, regaremos generosamente con la crema de balsámico...
     Fácil, no? Además de estar riquísimo es una forma distinta de comer una buena ración de fruta. Tengo que decir que no soy muy amiga de los vinagres (sólo los gasto para hacer los boquerones y en platos en los que sean imprescindibles), pero en este timbal es lo que le da la gracia.
     Y, además, vistoso. ¿No os parece?
     ¡Espero que os guste!

18 de octubre de 2011

Gulash para CWK

   Whole Kitchen en su Propuesta salada para el mes de octubre, nos invita a preparar un clásico de la cocina húngara: Gulash.
    Es la primera vez que participo en el Círculo. Una particularidad para este guiso: como en casa no somos muy de ternera ni cerdo, que son las carnes con las que se suele preparar, lo he hecho con carne de caballo, de la que sí somos consumidores.
    El Gulash es un plato tipicamente húngaro elaborado con carne de ternera o cerdo, pimiento, cebollas y pimentón. En su idioma original, la palabra gulash (gulyás) significa rebaño de bueyes o vacas.

     El resultado es un guiso de carne exquisito, que no lleva mucho trabajo, pero sí algo de preparación.
     Os dejo con mi Gulash para CWK...
Ingredientes:
  • 6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • +/- 1 kg. de carne de caballo, troceada
  • 2 cebollas grandes en rodajas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 pimiento rojo grande troceado
  • 3-4 tomates rojos grandes y troceados
  • 2 cucharadas soperas de tomate concentrado (fácil de encontrar en supermercados)
  • 1 cucharada de harina
  • Unos 300 ml. de caldo de carne
  • Tomillo fresco picado (sólo las hojitas)
  • Sal y pimienta negra molida
  • Alcaravea o, en su defecto, cominos
  • Tradicionalmente, se acompaña de crema agria. Yo lo he obviado, debido a mi intolerancia.
Elaboración:
     Precalentamos el horno a 160º-180º
     Enharinamos la carne y la ponemos en un colador, dándole unos golpes con la mano, para eliminar el exceso de harina.
     Ponemos en una sartén grande la mitad del aceite y sofreimos la carne en tandas, haciéndola bien por todos sus lados.
     La vamos pasando a una cazuela grande, que podamos introducir en el horno.
     Añadimos el resto de aceite a la sartén y, a fuego bajo, freímos el pimiento, los ajos y las cebollas, hasta que se ablanden. Agregamos el pimentón, el tomate y el concentrado. Dejamos que se cocine todo junto, durante un par de minutos.
     Diluímos la harina en un poco de caldo de carne, lo añadimos al resto de caldo yo vertemos en la sartén. Ponemos al fuego hasta que comience a hervir. Incorporamos el tomillo y los cominos, añadimos la sal y la pimienta, al gusto.
     Vertemos el contenido en la cacerola.
     Removemos un poco, para que se mezclen bien las verduras, con el caldo y la carne.
     Tapamos la cacerola y la ponemos al horno de 1 y media a 2 horas. Yo lo tuve una hora y media, la carne ya estaba suficientemente tierna.
    

     Servimos en cuencos individuales y acompañamos de tallarines, arroz blanco, buñuelos de patata...
     Delicioso guiso de carne.

16 de octubre de 2011

Ganadores Concurso de Manu Catman


     Hoy escribo esta entrada para compartir con vosotros mi alegría y satisfacción (suena a discurso de Nochebuena). Estoy muy contenta porque en el concurso de Cocinando con Manu Catman, Recetas relacionadas con Gatos he resultado ganadora en la categoría de Mejor Idea-Composición.
     Para mí que, prácticamente, nunca gano en nada ha sido una sorpresa y quería compartirlo con vosotros. Al fin y al cabo, formáis todos parte de este blog.
     Aquí, el culpable:
     Por cierto, en el genial blog de Manu, tenéis para descargar el PDF con todas las recetas participantes...y mucho más! Si no lo conocéis (cosa que me extraña), visitadlo y os sorprenderéis.
   Muchas gracias a Manu y al jurado.
   Y muchas gracias por dejarme compartir con vosotros todos estos ratos.

15 de octubre de 2011

Magdalenas de calabaza y boniato (sin lactosa)

     De vuelta con La Recepta del 15, este mes dedicado a los moniatos.
     Puestos a pensar, la receta con boniato que más me gusta (de las que he probado hasta ahora) son los pastelitos...esas empanadillas pequeñas rellenas de boniato confitado. Os he hablado alguna vez de un horno que tengo cerca de casa, totalmente artesano. Pues hacen unas empanadillas de boniato (confitado por ellos mismos) que están de muerte.
     El problema es que, en casa, sólo me gustan a mí. Por tanto, si las hubiera hecho, me hubiera dado un atracón, y no está mi curva de la felicidad como para eso.
     Así que, puesto que me apetecía hacer algo dulce, me he decidido por estas magdalenas de calabaza y boniato con cardamomo y haba tonka que, tengo que confesar, están muy buenas.
Para estas magdalenas, he usado:
  • 65 gramos de moniato asado
  • 110 gramos de calabaza asada
  • 175 gramos de azúcar molido
  • 2 huevos XL
  • las semillas de 2 vainas de cardamomo, molidas
  • haba tonka molida
  • 60 ml. de leche (sin lactosa)
  • 190 ml. de aceite de girasol
  • 210 gramos de harina de reposteria
  • 7 gramos de levadura química
  • 1 cc bicarbonato*
  • una pizca de sal
   *cc: cucharada de café

     Montamos las claras a punto de nieve.
     Batimos las yemas con el azúcar.
     Trituramos el boniato y la calabaza, lo mezclamos con el aceite y la leche. Añadimos la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias. Lo juntamos con las yemas.
     Incorporamos esta mezcla a las claras, de forma envolvente.
     Vertemos la mezcla en los moldes de magdalena. Lo dejaremos unas horas en la nevera. Yo, por exigencias de tiempo, las dejé toda la noche en la nevera.
     Precalentamos el horno a 210º, con calor abajo.

     Ponemos azúcar por encima de las magdalenas. Las introducimos en el horno y bajamos a 190º-200º, unos 7 minutos. Dejamos otros 7-8 minutos, con calor arriba y abajo.

     Sacamos del horno y dejamos que se enfríen. Mejor sobre una rejilla.

     Los hornos son traicioneros (al menos, el mío) y las magdalenas, más. Así que, ya sabéis, tendréis que vigilarlas...

12 de octubre de 2011

Tortitas de calabaza (sin lactosa)

      Me encanta la calabaza, ¿os lo había dicho?
     Me gusta asada, en puré, en pisto, guisada...pero, como más me gusta es en los dulces. Creo que da una textura, una suavidad y un sabor increíbles.
     Estas tortitas son las primeras que hago así. Y me han gustado tanto, que no creo que vaya a retocar la receta para nada. Quedan suaves, esponjosas y nada pesadas.
     De haber tenido en casa obleas, le hubiera puesto. En otra ocasión será...

Necesitamos para 4 tortitas...
  • 100 gramos de calabaza asada
  • 50 ml. de leche (en mi caso, sin lactosa)
  • 50 ml. de aceite de girasol
  • 100 gramos de azúcar moreno
  • 2 huevos grandes
  • 10 gramos de almendra molida fina
  • 1 cc bicarbonato
  • 100 gramos de harina bizcochona
     Trituramos la calabaza y le añadimos la leche, el aceite y la almendra.
     Batimos los dos huevos con el azúcar moreno y la harina, mezclada con el bicarbonato. Lo añadimos a la mezcla de calabaza y seguimos batiendo.
     Si tenemos obleas, vertemos la mezcla sobre ellas. Si no, sobre papel de hornear.
     Tendremos el horno precalentado a 200º y hornearemos de 10 a 15 minutos, ya sabéis vigilándolas no se nos vayan a quemar.
    
     Como véis, es una receta simple y, os aseguro, que están deliciosas...suaves, esponjosas y nada pesadas.
   

9 de octubre de 2011

Mocadorà

     Hoy es 9 de Octubre, fiesta de la Comunidad Valenciana.
     Para los que no sois de aquí, os diré que este día es tradición que los hombres regalen a las mujeres unas figuritas de mazapán (frutitas, piuleta i tronaor), envueltas en un pañuelo.
     Como en casa no somos forofos del mazapán, lo he hecho yo y os las presento con las mocadoràs que me han hecho mis niños en el cole...
     Este mazapán es apto tanto para intolerantes a la lactosa como para celíacos.
     Para el mazapán las medidas son:
  • 1 Kg. de almendra molida
  • 1 Kg. de azúcar
  • 12 yemas de huevo
     Yo, como quería hacer poquito, lo he hecho con:
  • 75 grs. de almendra molida
  • 75 grs. de azúcar
  • 1 yema de huevo
  • colorantes alimentarios
     Se mezcla la almendra con el azúcar y el huevo. Cuando tengamos hecha la pasta, añadimos los colorantes y damos forma.

Feliç Nou d'Octubre!!!
     P.D.: Uysss, se me olvidó deciros que, después de hacer la masa, hay que ponerla al horno. Yo la he puesto unos 10 minutillos a 180º-190º...perdón por el olvido!

4 de octubre de 2011

Esgarraet

¡Pues sí!
     Algo tan sencillo, delicioso y de esta tierra, como el esgarraet.
     Pero, en casa, empezando por mi peque (también llamada "tiquismiquis de la comida"), hasta mi costilla, pasando por mi hijo (el que gana siempre por puntos...de sutura en la cabeza) y una servidora, nos gusta desde siempre.
    Así que, por si hay algún despistaíllo que todavía no lo conoce, os dejo mi versión de Esgarraet.

Necesitamos:
  • Pimientos rojos
  • Buen bacalao salado (que tendremos que desalar)
  • Ajos pelados y troceados
  • Un buen aceite de oliva virgen extra
  • Sal, si es necesario
Cómo lo hacemos:
     Desalamos el bacalao, poniéndolo a remojo durante unas 24 horas y cambiando el agua dos o tres veces, durante ese tiempo.
     Asamos los pimientos. Esto yo lo hago en un horno pequeñito que tengo y me tardan entre 20-30 minutos. Tienen que estar hechos por todos los lados. Para que se pelen mejor, podemos untarlos con aceite antes de meterlos en el horno.
     Desmigamos el bacalao.
     Cuando estén fríos los pimientos (no me vayáis a ser impacientes y a quemaros las yemitas de los dedos!), los pelamos y los hacemos en tiras.
     Mezclamos el bacalao, los pimientos, los ajos troceados y, como véis en la foto, le pondremos bien de aceite de oliva.
     Lo probamos de sal y, si lo vemos necesario, le añadimos un poquito.

     *Si os fijáis, éste lleva poco ajo, pero es por los niños, eso ya va a gustos...

     Éste es uno de esos platos que, para mí, están más buenos de un día para otro.

También puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...