25 de abril de 2012

Tarta Sacher con relleno...diferente


   Ufff, cada vez que hago en casa Tarta Sacher, es una perdición… está tannnnn buena!.
   Este mes, Whole Kitchen, en su propuesta dulce para el mes de abril, nos invita a preparar una tarta clásica austríaca: la Tarta Sacher.


   Aprovechando que coincide el día de publicación, quiero dedicar esta tarta a mi sobrinillo Sergio. Un encanto de niño, que es un cielo de bueno (además de muy guapo) y que hoy cumple su primer añito. Un besazo enorme para mi pequeñajo de la tía más pesada del mundo mundial.

   Hasta ahora, con la alergia de mi niño a la "familia melocotonera", sustituía la mermelada de albaricoque por una de fresa y ya está. Ahora, también tengo que quitar la almendra. Pero, os tengo que decir, que ha quedado una tarta estupendísima. Esta versión me gusta mucho más que la Tarta Sacher  que hice anteriormente, que quedaba bastante más seca.

   El relleno de esta tarta es diferente. Puestos a cambiar cosas… Eso sí, tengo en el congelador un bizcocho Sacher destrozado (no lo pude desmoldar más que a trozos), que me va a servir para para iniciarme con las bizcobolas… ya os contaré.
   El otro día os comentaba que iba a utilizar el caramelo salado para un relleno: pues aquí está (y aquí la receta). El caramelo que hice queda como una salsa espesa que, al enfriarse, queda mucho más densa (aunque sin llegar a solidificarse). Espectacular con el chocolate de la Tarta Sacher, os lo recomiendo.

Ingredientes:
  • 100 g de chocolate negro troceado
  • 250 ml de agua
  • 125 de mantequilla reblandecida
  • 250 g de azúcar blanco (en la receta, azúcar moreno)
  • 3 huevos
  • 200 g de harina de bizcocho, de la que lleva levadura incorporada (la tamizamos)
  • 25 g de cacao en polvo
  • Unos 50 g de chocolate fundido, para poner el letrero. Sobra bastante de esos 50 g.
Ganache para bañar la tarta:
·         200 g de chocolate negro troceado
·         160 g de nata, en mi caso, “nata vegetal”

   Precalentamos el horno a 160º-170º. Engrasamos un molde y forramos el fondo con papel de hornear.
   Ponemos el chocolate troceado y el agua en un cazo a fuego mínimo. Removemos con cuchara de madera hasta que esté totalmente fundido. Apartamos del fuego y reservamos.
   Batimos la mantequilla con el azúcar en un cuenco. Vamos incorporando, de uno en uno, los huevos y batiendo. La mezcla queda cortada, a grumos. Pero, luego, se arregla este (aparente) desaguisado.
   Cogemos un cuenco grande, vertemos en él la mezcla de la mantequilla. Vamos incorporando, mientras removemos con la cuchara de madera, la harina, el cacao y la mezcla de chocolate con agua. Removemos bien, hasta conseguir una masa homogénea. Vertemos en el molde.
   Horneamos 60 minutos. Hay que ir comprobando si se ha horneado bien el bizcocho, con el primero que hice lo dejé menos tiempo y se deshizo al desmoldarlo. Pero sabéis que cada horno es un mundo. Si necesitáis dejarlo 10 minutos más, lo hacéis.
   Tras esa hora de horno, lo dejamos reposar en el molde unos 10 minutos. Desmoldamos y dejamos sobre una rejilla que se termine de enfriar del todo.
   Preparamos la ganache poniendo la nata y el chocolate troceado en un cazo o cuenco y  lo ponemos al baño maría. Removemos hasta que se funda el chocolate, nos quedará una crema de chocolate cremosa y brillante.
   Partimos en dos discos el bizcocho. Lo mejor, utilizar un cuchillo de sierra, yo utilizo uno de los de pan. Vertemos y extendemos, sobre uno de los discos, el caramelo salado. Esto lo hago sobre el disco que va a ir abajo. Sobre el que va a ir arriba, pongo una capa de ganache y dejo enfriar sobre la rejilla.
   Calentamos el resto de la cobertura para poder extenderla sobre la tarta, sobre la parte de arriba y los lados. Todo bien cubierto de ganache de chocolate. Dejamos la tarta a temperatura ambiente hasta que cuaje. Si la ponemos en la nevera, sudará.
   Los 50 gramos de chocolate fundido los ponemos en una manga pastelera ( yo hice una minimanga con papel de hornear... Nota mental: tengo que practicar con eso para que no se me queden las mangas hechas una mezcla infame de papel y chocolate). Escribimos Sacher sobre la tarta y terminamos de decorar a nuestro gusto.

 Esta tarta aguanta en la nevera unos 3 días con la cobertura. Si vamos a congelarla, hay que hacerlo sin la cobertura y nos aguantará hasta 3 meses.
   ¡Espero que os guste!

La receta está adaptada del libro Repostería Casera de Tikal.
  

33 comentarios :

  1. Pues creo que esos cambios han sido estupendos porque te quedo genial y muy bonito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos han gustado mucho. Y el caramelo ha sido un descubrimiento.
      Un besote, Raquel

      Eliminar
  2. Juer!!! pues me quedo con la tuya!!se ve super jugosita y me gustan tus cambios, mucho, mucho!

    Ya nos contarás que tal tu experiencia bizcobolenado!!

    besitos de pimiento!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La otra que publiqué, no me gustó tanto y lo comenté. Pero ésta nos ha encantado!
      Ya veremos la que lío con las bolitas, jajaja Seguiremos informando...
      Besos, guapísima

      Eliminar
  3. Holaaaa, es una tarta impresionante, preciosa!
    Y que curioso lo del caramelo salado, me ha encantado. Además la has decorado que se ve super bonita.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de la decoración no es mi fuerte, pero es que siempre voy corriendo a todas partes!
      La verdad, es que apenas se nota la sal. Pero le da un contraste buenísimo al caramelo.
      Besos

      Eliminar
  4. Ñam, ñam! Con tantas Sacher en la blogsfera empiezo a no tener excusa para hacer la mía. Te ha quedado espectacular. Ya le daba un tiento ahora mismo, ya. Qué hambreee!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues venga, que queremos ver tu Sacher!
      Yo, porque no me queda, que te mandaba un trozo ahora mismito!
      Besossss

      Eliminar
  5. Maite nena!!! pedazo de sacher!!! yo no he llegado al reto de este mes ¡no me da la vida! jajaja El relleno de mermelada de fresa me ha conquistado, es mi mermelada preferida. A ver como te salen esas Sacher-bizcobolas!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os contaré mi aventura de boleadora! Un beso

      Eliminar
  6. Con cualquie relleno, esta tiene que estar de lujo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con más chocolate de relleno, y con mermelada de naranja y... uff, que me sube el azúcar si sigo!
      Un abrazo, Jose Manuel

      Eliminar
  7. FANTASTICO!
    Me parece una idea estupenda con el caramelo salado, genial!
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, lo de las alergias, tiene su lado positivo. Te tienes que adaptar a las circunstancias. En esta ocasión, me ha ido que para qué. Besos

      Eliminar
  8. Apuntada en la lista de pendientes de hacer ya!!! Eso del caramelo salado tiene que dar mucho juego...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que seguir investigando con ese caramelo, a ver cómo casa con el salado y con otros dulces... os contaré! Besos

      Eliminar
  9. Mmmmm....QUE CELICOSA PARECE!!MIRANDOLA ME IMAGINO COMO TIENE QUE ESTAR....!!COMO VES TENGO IMAGINACIÓN PERO LA QUIERO PROBAR EN LA REALIDAD,SEGURO QUE TE HA SALIDO TAN BIEN PENSANDO EN TU SOBRINO!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La celicosa soy yo? jajaja. En algún evento que tenemos cercano, si tú me lo pides, la hago. Ningún pastel puede igualarse a mi pastelito-sobrino. Besotes

      Eliminar
  10. Mmmm..parece deliciosa,no me importaría probarla algún día,luego ya me atreveré a hacerla,lo del caramelo salado me da curiosidad.No me extraña que te haya salido tan bien pensando en tu sobrino!!BSTS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uys, tú por aquí otra vez! jajajja Que sí, que un día la repito y te invito a probar este pecado. Del caramelo, cuando vuelva a hacer te llevo y lo pruebas. Guapa!

      Eliminar
  11. Pero que delicia de tarta Maite, que esponjosa y de chocolate con la mermelada de fresa divina,sencillamente genial bst

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, te diré, que un bizcocho así, admite cualquier relleno. Como si no quieres ponérselo! Sin ser un brownie, recordaba bastante su textura, aunque el sabor no es igual.
      Besos

      Eliminar
  12. La leche! Vaya sachertorte! Estoy rebosante de chocolate. Ciertamente, lo del caramelo salado tenía un porqué. Y un porqué espectacular. A ver que día los de WK piden zarajos o lengua de ternera de reto, que a mi lo del chocolate no se me da tan bien... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sepas que me encanta que seas tan "puntilloso", porque últimamente no estoy nada, nada fina. Y que, además, siempre consigues sacarme una sonrisa, cuando no una carcajada.
      Un trato: para ti los zarajos o la lengua (argggghhh) y para mí el chocolate :)
      Un abrazo enorme

      Eliminar
  13. Me tengo que hacer con ese caramelo salado, te ha quedado genial. Beso.

    ResponderEliminar
  14. Una sacher tremenda con ese relleno caramelo salao, me apunto la receta porque me interesa mucho hacerlo (el caramelo salao) y la tarta genial! nose porque no andaba yo en tu cocina metida, pero ahora ya he venido y es para quedarme! 1 besin

    ResponderEliminar
  15. Bueno Maite como le alegro de haberme apuntado al círculo para conocer tantos vlog geniales, me encantaría catar tu versión, que pintón, me quedo por tu cocina, bs

    ResponderEliminar
  16. Qué tarta más ricaaaaa!! me encanta, chocolate, más chocolate para mi lo mejor de lo mejor, la presentación te ha quedado de lujo!!
    Un besete!!
    nechy-siquierespuedes.blogspot​.com

    ResponderEliminar
  17. Hola celicosa...!!Ahora ya la he probado...Mmmmm,Mmmm Y mmmmm,BUENISSSIMA combinación ese caramelo salado..me endulzaste la tarde!!El ingrediente secreto de cualquier receta es...(con cariño)Sshhhh...

    ResponderEliminar
  18. Qué pintaza! la Sacher la tengo pendiente, con lo chocolatera que soy ya estoy tardando. El caramelo doy fe que es una delicatessen, digo yo que si a para la próxima doblamos la receta no pasa nada, no? :P tú sigue investigando con el caramelo salado y nos cuentas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Vaya tela, menuda pinta que tiene esa tarta sacher ¡qué hambre!

    ResponderEliminar

Nos gusta que alegréis nuestras entradas con vuestros comentarios, aquí lo podéis hacer.
Muchas gracias por pasar por esta cocina.

(No participo en cadenas de premios, básicamente, por falta de tiempo. Si pensaste para ello en este rincón, te doy las gracias de igual modo)

También puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...