24 de febrero de 2015

Ensalada de Hinojo, Naranja y Bacalao

     

     Ésta es una entrada de ésas rápidas. Una receta sencilla, ligera y con un gran contraste de sabores. Como esta otra Ensalada de Hinojo, Manzana y Apio
     A mí me ha encantado y estando en plena temporada de naranjas...

     Simplemente, vamos a laminar el hinojo, desmigar el bacalao, pelar y hacer a rodajas las naranja. Y espolvorear con canela y un poco de sal, al gusto.

     Para la vinagreta, freímos un ajo, previamente pelado y laminado. Apartamos del fuego y añadimos unas gotas de vinagre de Jerez. Aún caliente, para que se disuelva mejor, incorporamos un chorrito de miel y, después, el zumo de media naranja.

     Regamos con la vinagreta la ensalada de hinojo.
¡Espero que os guste!
   

22 de febrero de 2015

Mousse ligera de fresa #sinlactosa #asaltablogs

   Bueno, bueno... llegamos con otro Asaltablogs. El mes pasado no pude participar y éste tenía unas ganas...
    Las ganas se ven acrecentadas con motivo del blog al que asaltamos: La Rosa Dulce. Con mi querida Rosa al frente, con un blog bonito, lleno de recetas riquísimas y muchas de ellas #sinlactosa. Y, leyéndo a esta activa bloguera, intuyes que es una gran persona pero si como yo, la conoces personalmente, constatas que lo es. Total, que no podía faltar a este asalto. Me he puesto mi parche en el ojo, he cogido mi loro de trapo y mi espada de colores y he ido a escondidas a robar esta receta que os traigo.
     En esta receta apenas he variado nada. Un toquecito de pimienta de Jamaica y que he sustituido uno de los yogures #sinlactosa normales (que son parecidos a los yogures griegos) por uno igual, pero desnatado. Por aquello de rebajar calorías. Aunque os tengo que decir que la cantidad de azúcar que lleva no es mucha y, con estas cantidades, me han salido seis vasitos de mousse. Así que, vosotros decidís: yogures normales (más rico) o desnatados (menos calóricos).

Ingredientes:

  • 2 yogures #sinlactosa . Uno normal y uno desnatado
  • 250 gramos de fresas, lavadas y sin pedúnculos
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 hojas de gelatina
  • 4 cucharadas de agua, para deshacer la gelatina
  • un par de granos de pimienta de Jamaica, molidos
Preparación:
     Hidratamos las hojas de gelatina en un poco de agua. Cuando estén blanditas, las sacamos del agua y las escurrimos. 
     Ponemos las 4 cucharadas de agua hasta que estén bien calientes y ponemos dentro las hojas de gelatina. Removemos bien hasta que se hayan deshecho por completo.
     Trituramos en el vaso de la batidora, las fresas, los yogures y el azúcar. Añadimos las gelatinas deshechas.
     Rellenamos los vasitos y dejamos en la nevera hasta que hayan cuajado bien.

     Servimos y disfrutamos.
     ¡Hasta nuestro próximo asalto!
¡Espero que os guste!





17 de febrero de 2015

Lentejas con especias estilo indio

     Hola? Hay alguien ahí?... cri, cri, cri...
     Sí, lo sé... que no vengo nada en estos últimos tiempos... no por falta de ganas, si no de tiempo. Llegan las 9 o 10 de la noche y estoy destrozadita. Ni para leer me da, porque me quedo dormida en la primera página que abro el libro, o me pican los ojos o qué sé yo...
     El caso es que, aunque tenga un poco dejado el blog, no paro de cocinar. Estoy practicando con el pan (a veces, me salen algunas barras muy dignas, lo de las hogazas ya es otra cosa), haciendo bollitos, molletes, magdalenas... 
     Tengo fotos almacenadas de platos que he ido preparando y fotografiando, pero sin poder hacer las entradas correspondientes. A ver si poco a poco, os puedo ir mostrando algunas. 
     En casa, al menos un día por semana, se come legumbres. Las lentejas son las más rápidas y fáciles de hacer para mí. Las hago sólo con verduras, al modo tradicional con su choricito y esas cosas, viudas (sólo con un sofrito), con arroz... pero quería probar una forma diferente de hacerlas. Sabéis que me gustan mucho las especias y este plato lleva unas cuántas. A mi costillo no le va tanto el tema "especiero", pero están buenas y no me puso ninguna reclamación. Estas mismas lentejas las hemos comido también con un poquito de arroz y quedan genial, con su puntito picante.

     Bueno, que pongo la receta, que me lío yo sola... Está inspirada en un libro de cocina india de la editorial Parragon. Aunque, modificada y con lentejas pardinas (que son las que uso casi siempre). Las cantidades las he intentado aproximar, porque estos platos suelo hacerlos "a ojo".

Ingredientes (para 2/3 raciones):

  • Sobre 80 gramos de lentejas (pesadas en seco)
  • Unos 400 ml de agua
  • Una cc de cúrcuma molida
  • Un par de cs de aceite de oliva virgen extra
  • Una cucharada de café de comino, kalonji y semillas de mostaza negra (no una cucharada de cada una, sino entre las tres juntas). En la receta original, también lleva semillas de hinojo
  • 3-4 semillas de fenogreco
  • Sal al gusto 
  • Una guindilla seca picante
  • Una cs de zumo de limón
  • Cilantro fresco y tomate sin pepitas y en juliana para adornar el plato (opcional)

Preparación:
     

     Lavamos bien las lentejas y las ponemos en un cazo con el agua, hasta que comience a hervir. Bajamos el fuego y dejamos que hiervan 5 minutos y añadimos la cúrcuma. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos unos 20-30 minutos hirviendo, hasta que estén hechas las lentejas. 
     Este tiempo, para mí, es a ojo... cuando veo que están tiernas las lentejas. Si no es "a ojo", siempre está el diente: coger una lenteja y morderla para ver si ya está suficientemente cocinada.
     Agregamos el zumo de limón y un poco de sal. Rectificaremos al final del guiso.

     En una sartén calentamos aceite y, cuando está bastante caliente, añadimos las semillas de mostaza. Enseguida empezarán a saltar, bajamos al mínimo el fuego y añadimos las semillas de fenogreco, el kalonji y el comino. Ponemos también la guindilla y que se haga bien en el aceite. Apartamos la sartén del fuego y yo he retirado la guindilla para que no picara en exceso, también las semillas de fenogreco. 
     Vertemos el aceite de la sartén en el cazo de las lentejas. Apagamos el fuego y dejamos tapada la olla.
     Cuando servimos las lentejas, podemos decorarlas con el cilantro y/o el tomate.

     Quedan unas lentejas ligeras y picantes. Algo diferentes a lo que estamos acostumbrados... pero, ricas.

22 de diciembre de 2014

Pescadilla Rellena al Horno

     Si estáis buscando una receta fácil de pescado, sin mucho trabajo y que también coman los niños (al menos, los míos lo hacen), ésta os gustará.

     En esta ocasión la he hecho con una pescadilla grande, puesto que no quería que los platos fueran abundantes y tampoco quería que me sobrara. La podemos hacer con pescadilla o con merluza. Para bajar el coste, no es necesario que usemos una merluza del pincho, podemos comprar merluza congelada, pero de calidad. Yo siempre digo que prefiero un buen congelado a un mal fresco.
     La pescadilla o merluza, si es fresca, os la puede desespinar el pescadero. Si es congelada, habrá que esperar a que se descongele para poder desespinarla.
     La tortilla del relleno puede ser de lo que queráis. Queda muy bien con las gambas, pero nuestra preferida es la de cebolla.
     La mayonesa la podéis sustituir por all i oli. Estos cambios, a gustos...

Ingredientes:

  • Una pescadilla grande/merluza sin espina central
  • 3 huevos
  • Una cebolla mediana/grande o gambas peladas
  • Mahonesa o ajoaceite
  • Sal 
  • Pimienta (opcional)
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación:
     La pescadilla la ponemos sobre la bandeja de horno, con un pequeño chorrito de aceite para que no se nos pegue. La dejamos abierta como un libro, salpimentamos y esperamos para rellenarla.
     Ponemos el horno a 200º-210º y dejamos que se vaya calentando para cuando pongamos la pescadilla.
     Pelamos la cebolla, la troceamos fina y la ponemos en una sartén con el fondo cubierto de aceite de oliva. Ponemos sal a nuestro gusto y pochamos hasta que quede transparente la cebolla.
     Retiramos del fuego y reservamos. Escurrimos la cebolla, dejando el aceite sobrante en la sartén.
     Batimos los huevos y les ponemos la cebolla pochada. 
     Ponemos de nuevo la sartén al fuego y esperamos a que esté caliente. Vertemos la mezcla de huevos y cebolla pochada. Hacemos con ello una tortilla de cebolla. Dejamos que se dore y apartamos. Troceamos la tortilla e iremos rellenando la pescadilla.

     Cerramos la pescadilla sobre la tortilla. Llevamos al horno y esperamos hasta ver que la carne de la pescadilla empieza a estar algo blanca, por el hecho de la cocción. Sacamos del horno y cubrimos por encima de mayonesa o all i oli. Llevamos de nuevo al horno y terminamos de hornear. La pescadilla debe quedar hecha y la mayonesa dorada.
¡Espero que os guste!

7 de diciembre de 2014

Yemas de Canónigo

     

     Que me gustan las recetas tradicionales, es cosa sabida. Que las Navidades no me gustan, también. Me gusta estar unos días de vacaciones, ver la ilusión en la cara de mis hijos, preparar platos que no suelo hacer en el resto del año, hacer dulces, hacer más dulces... Es una de esas pocas épocas en las que no te sientes demasiado culpable por el hecho de comerlos.
     Tengo un libro, desde hace bastantes años, que suelo en Navidad, sobre todo. Es el libro de Repostería Monacal (de las Hermanas Clarisas), que compramos en un convento. Trae dulces asequibles, dulces con kilos de azúcar... algunos los he adaptado, porque tampoco me gustan los dulces excesivos.
     La receta de hoy, es perfecta tal y como está... con todo su azúcar. Y la proporción de azúcar por yema (si consigues comerte sólo una, tampoco es tan exagerada). Además, éste es un dulce sin glúten y sin lactosa.
     Yo he dividido la receta por cuatro... menos mal! Sí, porque, de haber hecho la receta completa, me hubiera puesto tibia de yemas... y, en mi caso, eso no está bien. De las cantidades que pongo en la receta, me han salido 7 yemas pequeñas (serían 6 más generosas). Así que, dependiendo de las cantidades que queráis obtener, podéis multiplicar las cantidades para obtener más yemas.

Ingredientes:

  • 4 yemas de huevo
  • 25 g de agua
  • 50 gramos de azúcar
  • Azúcar glace para decorar
Elaboración:
     Mezclamos el agua con el azúcar y lo ponemos en un cazo al fuego. Dejamos hervir hasta que consigamos un almíbar al punto de bola, que quede denso. 

     En otro cazo, vamos a poner las yemas y, cuando tengamos el almíbar en el punto deseado, lo apartamos del fuego y lo vertemos sobre las yemas, removiendo bien.
     Ponemos la mezcla de yemas y almíbar al fuego, removiendo sin parar, hasta que compacte la masa. Para mí el punto está cuando empieza a separarse de las paredes del cazo. En este punto, retiramos del fuego y vertemos la mezcla sobre el mármol de la encimera, o sobre la mesa u otra superficie que usemos, para que enfríe la mezcla. Vamos estirando y encogiendo la masa hasta que enfríe, con una espátula o una cuchara de madera.

     Cuando la pasta de yema esté suficientemente fría, hacemos bolitas con las manos y las rebozamos en azúcar glace. Según receta, se puede espolvorear también con azúcar blanquilla, yo no lo hice y me encantó así el resultado.
¡Espero que os guste!

También puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...