19 de septiembre de 2014

Ensalada a la Alemana

       Bueno, pues sí. A ver si tengo un poco de formalidad y consigo traer alguna cosita todas las semanas.

   Agotaíta me tienen por casa. Esto de comenzar septiembre con la vuelta al trabajo y la vuelta al cole es agotador (además de dejar temblando la cuenta corriente). Vuelta a la rutína... eso implica, a tus siete horas de trabajo, extraescolares, entrenamientos, partidos... y con doblete. A mí, que el fútbol ni fu ni fa, y se me ha llenado la casa de pelotas :D Aunque ya tendría que estar acostumbrada, mis hijos parece que nacieron con un balón en los pies, de lo que les gusta, no porque sean unos cracks.
       Bueno, que me lío, como siempre... yo pasaba por aquí y quería dejaros con una receta que me gusta mucho. No es la típica ensaladilla rusa pero es fresca y se puede tener todo preparado con anterioridad para montarla cuando la vayamos a comer. 

     En Valencia, estas cosas fresquitas siguen apeteciendo puesto que todavía tenemos un calor importante. Las noches siguen siendo agobiantes y por el día, ni os cuento. Este año tardó el calor en venir y, supongo, que tardará en irse. Bien es cierto que algún grado menos sí hace.
  Vamos con la receta... Da para 4 o 6 personas, dependiendo del apetito que tengan y de que sea un plato de acompañamiento, no deja de ser una ensalada. 
      Podéis aumentar la cantidad de mostaza, si os gusta. Yo no puedo abusar de ella por los niños.

Ingredientes:

  • Pepinillos en vinagre, los míos eran agridulces
  • Una cs de mayonesa
  • Una cp de mostaza a la antigua, la de granitos
  • Sal 
  • Pimienta negra molida
  • Un par de patatas

Preparación:
     Lavamos bien las patatas, yo las froto con un estropajo de aluminio, tipo nanas, pero sin jabón.
     Ponemos las patatas en una olla, las cubrimos de agua y un pellizco de sal y, cuando empiece a hervir, controlamos unos 15 minutos para que estén cociendo. Tienen que quedar hechas pero enteras, si las pasamos, se nos desharán al cortarlas.
     Pasados los 15 minutos, comprobamos que estén cocidas las patatas. Si es así, las sacamos y dejamos que se enfríen. Después, las pelamos y cortamos a rodajas.
     Los pepinillos los laminamos y reservamos. El vinagre en el que vienen en el bote, no lo tiramos porque usaremos parte en la salsa.
     Mezclamos en un cuenco o un vaso, la mayonesa con la mostaza. Añadimos un poco del vinagre de los pepinillos hasta que consigamos la densidad que queremos para la salsa. 

     Montamos nuestra ensalada de patata y pepinillos. Salamos al gusto y regamos con la salsa. Podemos decorar con algún pepinillo más, cortado a trocitos pequeños. Espolvoreamos con pimienta negra molida.
     Podemos tomarla templada o ponerla un rato en el frigorífico y tomarla bien fresquita.
¡Espero que os guste!

11 de septiembre de 2014

Helado de Sésamo Negro #SinLactosa

   Una de esas fuentes inagotables de inspiración, como es Pinterest, me llevó a conocer hace algún tiempo el blog Just One Cook Book, de una de sus recetas procede el helado que os traigo hoy.

   Tengo que decir que es uno de esos sabores especiales, o te gusta mucho (como a mí) o nada. Por el resto de mis comensales, ha pasado sin pena ni gloria.


   Os animo, si tenéis sésamo negro a vuestro alcance, a probarlo y ya me diréis si estáis en el lado de los que os encanta o en el de que no os dice nada.


Pasta dulce de Sésamo Negro:
  • Una cucharada sopera de sésamo negro, tostado previamente
  • Una cucharada sopera de miel
   Tostamos las semillas de sésamo ligeramente, en una sartén a fuego medio, hasta que empiecen a saltar las semillas. Trituramos con molinillo hasta que vemos que comienza a salir el aceite del sésamo; mezclamos con la miel y removemos bien hasta que se forme una pasta homogénea.
Ingredientes:
  • 1 cs de semillas de sésamo negro, tostado y molido
  • 200 ml de leche entera sin lactosa
  • 1 cs de miel
  • 1 cs de pasta de sésamo negro
  • 1 cc de extracto de vainilla
  • 100 ml de nata sin lactosa
  • Una pizca de sal
  • 40 g de azúcar
  • 2 yemas de huevo

   Batimos las yemas con el azúcar, hasta que blanqueen. 
   Ponemos la leche en un cazo y dejamos a fuego lento hasta que comience a hervir. Entonces, la alejamos del fuego y dejamos que se temple.
   Le agregamos las semillas molidas, la pasta de sésamo negro y la miel. Batimos bien y vamos añadiendo la leche poco a poco.
   Ponemos la mezcla en un cazo hasta que alcance más o menos los 80º, sin dejar de batir con las varillas, a fuego medio. Tendrán que conseguir espesar, tipo natillas. No podemos dejar que sobrepase los 83º, pues se cocerían las yemas y nos estropearía la mezcla.

   Cuando alcance esta temperatura, apartamos del fuego y dejamos que se enfríe, poniendo el cazo en un cuenco con agua fría. Añadimos la vainilla.
   Batimos la nata con una pizca de sal, hasta que monte un poco.
   Vertemos la nata en la mezcla fría , pero no mezclamos. Dejamos en la nevera hasta el día siguiente.

   Ponemos la mezcla en la heladera y dejamos mantecar unos 20-30 minutos. Llevamos la mezcla al recipiente en el que vayamos a poner el helado y lo llevamos al congelador.
   Si no disponemos de heladera, cada 1-2 horas, removemos el helado, unas 3-4 veces, para romper los cristales de hielo.

   Disfrutamos de nuestro helado... :b
¡Espero que os guste!

8 de septiembre de 2014

Refrescante Smoothie de Fruta #BricorShake

   El pasado mes de julio, participé en un sorteo que realizaba Bricor en Twitter. Sorteaban una Batidora de Vaso, y desde hace tiempo que quería tener una, Taurus Óptima Glass. Había que mandar tu propuesta bajo el hastag #BricorShake...

   Para mi sorpresa, mi batido fue el elegido como ganador ¡¡¡Yupiiii!!!
   Desde Bricor, enseguida me la enviaron, pero sufrió un accidente por el camino... llegó el vaso de cristal hecho trizas :(
   Con las vacaciones de por medio, fue toda una aventura conseguir tener mi ansiada batidora. Pero, desde el primer momento, la atención de Bricor ha sido exquisita. En el último envío se aseguraron de que iba a llegar en perfectas condiciones... tengo plástico con burbujitas para que se entretengan mis hijos una buena temporada :D

   Bueno, como les prometí, he hecho mi #BricorShake y aquí os lo traigo.

Ingredientes:
  • Un plátano mediano y maduro
  • Un cuarto de mango maduro
  • Dos cortadas de piña en su jugo (o si tenéis natural, mejor)
  • Un puñado de arándanos
  • Medio vaso de hielo troceado
  • Medio vaso de agua, o zumo, o leche... yo he puesto agua
  • Opcionalmente, podéis añadir algún endulzante o especia, como un dadito de jengibre o un poco de canela, a vuestro gusto

   Simplemente, ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y picamos hasta que consigamos la textura que nos sea más agradable.

   Una vez más, gracias a Bricor por la batidora, estoy encantada. Con ella, sale un gazpacho de escándalo!
   ¡Espero que os guste!

1 de agosto de 2014

Helado de Caramelo Salado Sin Lactosa

   Me compré el libro Polos y Helados, de Sandra -Sandeea- de La Receta de la Felicidad, por varios motivos. El hecho de hacer helados caseros sin tantas cosas que no sé ni lo que son entre sus ingredientes, es uno de los más importantes.

   Pero ¿por qué éste y no otro libro de helados? Porque sabía que no me iba a defraudar y, además, su precio es asequible.


16 de junio de 2014

Hummus de Remolacha

   Este tipo de "patés" me resultan de gran utilidad cuando no tengo muy claro qué hacer para una comida o cena de picoteo. Y es que rellenan mucho la mesa, son sanos, suelen sorprender a los que se disponen a picotear y, en este caso, da un toque de color más que atractivo.

   El Hummus tradicional ya es un clásico en nuestra mesa. Es una forma sana, diferente y fresca de comer garbanzos y los niños se lo suelen comer bastante bien.  
   Tengo unos cuantos patés vegetales en la recámara para enseñaros. Hoy vamos con este Hummus de Remolacha que también ha triunfado bastante.

También puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...